Programa Padres Formadores

Con el propósito de que los padres y apoderados de colegios con el Sello EducaUC encuentren un apoyo constante en su tarea como educadores, fue creado el programa “Padres Formadores”, como parte del Programa de Formación en Valores de EducaUC.

La iniciativa está dirigida a los apoderados desde nivel inicial a tercero básico, para ayudarlos y guiarlos en la relación que construyen a diario con sus hijos, fortaleciendo al mismo tiempo el vínculo y la comunicación entre colegio y familia.

Antes de iniciarse el programa, se realizó una encuesta a todos los apoderados de los colegios, indagando en las principales necesidades e inquietudes de los padres en relación a su tarea como educadores. El programa consta de jornadas educativas y talleres prácticos para padres y madres en torno a una diversidad de temas, las que se desarrollan con apoyo de Timón Educativo, empresa dedicada a la asesoría en establecimientos educacionales.

María Teresa Janssens, ex rectora del colegio Manantial EducaUC y actual directora fundadora de Timón Educativo, explica: “La autoridad equilibrada nos permite encauzar a los hijos y potenciar sus habilidades y fortalezas. Para eso es primordial establecer normas y dialogar, siendo fundamental darles espacio de libertad y confianza a los hijos, escucharlos y ser consistentes en nuestras decisiones como padres”.

Por su parte, Pamela Galloway, Coordinadora de Formación de EducaUC, comenta que “la idea de trabajar en conjunto, padres y establecimiento, es apoyarnos mutuamente para, desde la confianza, fortalecer la educación integral de los alumnos(as), desafío que estamos comprometidos a asumir, tanto en la casa como en el colegio”. Añadió que las jornadas se realizan en base a las necesidades educativas, para estar al servicio de los alumnos y ser un apoyo permanente en cada uno de los colegios que cuentan con el Sello EducaUC.

El Programa Padres Formadores surge de la preocupación de EducaUC por trabajar en colaboración constante con el entorno familiar, procurando que los padres se sientan siempre acogidos en su labor formativa.